Un grupo de alumnos de primero de Bachillerato de Ciencias ha viajado a Londres del 5 al 8 de febrero acompañados por las profesoras Mª Ángeles Sanz, Julia Martín y Marta Blanco.  Citamos a continuación algunos detalles del viaje en palabras de las profesoras:

«Nos hemos alojado en el Generator Hostel, un albergue muy moderno y animado, lleno de gente joven. Los espacios comunes han servido para socializar con estudiantes de otros países, y como elemento aglutinador del grupo.

Hemos conocido Londres en bus turístico, en barco, en metro, y a pie. Partiendo siempre de Bloomsbury, el barrio literario donde se encuentra el British Museum, hemos visto Piccadilly Circus, Trafalgar Square, Chinatown, Soho, Westminster, St Paul’s Cathedral, Tower Bridge, Tower of London, Greenwich,  y «The City», el barrio financiero, con sus espectaculares rascacielos.

Hemos caminado por la orilla norte y sur del Támesis, y hemos recorrido el río en crucero varias veces, ya que nos equivocamos de dirección, y fueron tan amables de dejarnos permanecer en el barco, para llegar a nuestro destino, por lo que hemos podido disfrutar del skyline londinense con luces diferentes.
Respecto a las visitas previstas, hemos recorrido el Museo de Historia Natural, una maravilla arquitectónica llena de joyas producidas por la naturaleza, como el extinguido Dodo, que MªÁngeles propuso como reto encontrar.

También visitamos el Museo de Ciencias, donde se encuentran algunos de los inventos más importantes realizados por el ser humano, como la locomotora de vapor, el telar, el coche, o las cápsulas espaciales.

Después visitamos Harrod’s, los famosos grandes almacenes, una obra arquitectónica ecléctica, llena de productos de extrema finura, como té, bombones, o perfumes. Paseamos por Buckingham Palace, Hyde Park, Green Park, y acabamos en Oxford Street, donde bailamos en corro con los Hare Krishna, fuimos de compras, y tomamos un té en una pub de jazz.

Ha sido un viaje bonito y enriquecedor, y creemos que ha servido para ampliar la mirada de nuestros alumnos. La mayoría ha viajado por primera vez en avión, y han aprendido a moverse por una ciudad extranjera. Han sentido lo que es vivir en una ciudad cosmopolita y multirracial, han probado comidas del mundo. Esperamos que esta experiencia les sirva para futuros viajes.»